2021/2022


PROYECTO


Patrimonialización

El proceso de «patrimonialización». La importancia de la participación ciudadana juvenil en la conservación del Patrimonio. El caso de Roma.
El proyecto se centra en el análisis del proceso por el que la población juvenil, a partir de la noción de Patrimonio que posee y construye, “patrimonializa” elementos de su entorno, dotándolos de valor y sentido.

¿De qué elementos se conforma la noción de Patrimonio de los jóvenes habitantes de Roma? ¿Cómo a partir de lo que piensan que es Patrimonio, pueden llegar a resignificar elementos concretos de su entorno y dotarlos de valor práctico y/o emocional/afectivo?

La propuesta se encuentra dentro de la investigación-acción. Se tratará de profundizar en los procesos de construcción social del Patrimonio, buscando entender, gracias al diseño y puesta en marcha de talleres participativos – horizontales con jóvenes de entre 12 y 15 años, habitantes de cada uno de los municipios de Roma, los mecanismos mediante los cuales dotan de sentido a determinados elementos del lugar en el que habitan.

Se trabajará así, para identificar si estos elementos coinciden o no con los elementos que las Instituciones oficiales consideran Patrimonio ¿Cómo la participación ciudadana puede alimentar y complementar el discurso oficial para acercarlo más a la realidad y actualidad social del Patrimonio y facilitar que la gente se comprometa con las acciones de conservación?
Se busca proponer una metodología de generación de conocimiento horizontal gracias a la cual se pueda obtener información que facilite el diseño y ejecución de proyectos patrimoniales, y ayudar a una mejor inserción, comprensión y apropiación por parte de la población a los mismos.

BIOGRAFÍA


Luisa Irazú López Campos

Licenciada en Comunicación, Maestra en Mediación Cultural y Doctora en Historia Cultural y Artística, por la Universidad de la Sorbona de París. Especialista en temas de Patrimonio Cultural, educación patrimonial, participación ciudadana, metodologías participativas y horizontales de generación de conocimiento; y mediación y comunicación cultural. Tiene un perfil en el que ha combinado la parte teórica y académica con la parte práctica y experimental. Ha colaborado como consultora con Organismos Internacionales como la UNESCO, en temas de Patrimonio Mundial; en instituciones como el Ministerio de Cultura de España, donde coordinó un programa de educación patrimonial juvenil llamado Patrimonio Joven; y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en México, donde diseñó y puso en marcha un proyecto de reorganización de las áreas culturales, estableciendo como eje central de trabajo, la democratización de la cultura. El proyecto incluía la reorganización de las áreas de Museos, Bibliotecas, colecciones de arte, difusión cultural, extensión académica y un Centro cultural. Su trabajo académico-profesional está basado en intervenir las problemáticas desde lo que llama “soluciones participativas”. Se ha centrado en profundizar acerca de cuestiones como la noción y percepción del Patrimonio en la población juvenil, el Patrimonio emocional, las divergencias y convergencias entre el discurso patrimonial institucional y ciudadano, así como en el estudio de las metodologías participativas y horizontales para proponer, como herramienta metodológica propia, lo que nombra como “Metodología participativa de generación de conocimiento grupal en tiempo real”.