2020/2021


PROYECTO


PATRONES PÉTREOS

Una colección textil y esculturas como modelos.
La propuesta es reproducirlas, sus cuerpos o sus partes,
especialmente, sus movimientos.
Escalarlas a talla humana, y no será en piedra.
Vestir al material, al movimiento, a esa parte del cuerpo,
en definitiva, vestir a unas esculturas y
averiguar, quizá, la gama cromática perdida tras los siglos.
Lo titulé así por querer incluir rigidez en los tejidos, fluidez en la dureza del material.
El germen es Alonso Berruguete: las expresiones, la madera, sus ropajes rígidos pero fluidos, ¡coloridos!
Me interesa lo plano que se convierte en volumétrico a través de un patrón,
la tela si se vuelve rígida, que se coloca estática, la representación que no se mueve.
No partir del maniquí, quieto y simétrico, o del cuerpo humano en sí,
si no del escultórico, con proporciones no reales, y que es un movimiento en un instante concreto.
Pero estos ropajes (un resultado, terminado)
deberán poder vestir a un cuerpo humano que
se mueve, baila, quiere comodidad, se quita y se pone
su traje, atuendo, vestimenta, indumento, confección, parte de tela, colección de ropa, no queda claro.

BIOGRAFÍA


GADEA BURGAZ

Madrid, 1992. Tras estudiar Arquitectura y Bellas Artes, trabaja entre diversas disciplinas. De los textiles a la escultura, de la filmación a la pintura, la arquitectura, la construcción, del urbanismo al paisaje, el teatro, escritos, a menudo el dibujo, el movimiento de los cuerpos y las imágenes, el rostro. Relaciona las cosas. Así se encuentra frente a temas básicos, antiguos, que son también contemporáneos. Y el proyecto surge.

Graduada en Arquitectura en 2017 por la Universidad Politécnica de Madrid, finaliza los estudios con un master que habilita. Previamente, un año en la Facultad de Bellas Artes de Madrid y otro en la Universidad de Tokyo, en el laboratorio de Kengo Kuma. Durante el 2019 construye un pabellón con un amigo para el Festival Concéntrico 05 de Logroño, que se instala con otra distribución en el Goethe-Institut de Madrid y para el evento de la Noche Blanca de Oviedo. En 2020 realiza su primera residencia artística de seis meses en WIELS, Museo de Arte Contemporáneo de Bruselas.