Colección de arte

Desde su fundación en 1873 la Academia ha reunido una gran cantidad de obras de arte que configuran su colección. Pese a ser un conjunto irregular, en el que no están representados todos los artistas que han pasado por la institución, forma parte del patrimonio de la Academia y es necesaria su preservación y difusión.
Con este objetivo y con la colaboración de la Fundación Rafael del Pino, la Academia ha comenzado un proyecto de catalogación y reordenación de la colección que pretende devolver la dignidad a un conjunto de piezas que no se encontraba en las mejores condiciones.
La Academia nunca ha tenido presupuesto para adquirir piezas para incrementar sus fondos, si exceptuamos las compras de yesos destinados a la educación de sus pensionados principalmente en el inicio de su andadura, por lo tanto la colección está formada por:

 
Colección de yesos

La colección de yesos, en su mayor parte comprada en época del director Vicente Palmaroli, 1882-1892. Un ejemplo de ella es el Zeus “Otricoli” del Vaticano. Copia de la cabeza encontrada en las excavaciones en Otricoli promovidas por Pio VI entre 1776 y 1784, sirvió de modelo para algunas de las pinturas de Arturo Souto, pensionado en la Academia desde 1934 hasta 1936, y aparece en algunas de las fotos realizadas por Gregorio Prieto, pensionado en la Academia desde 1928 hasta 1932, que prueban el deterioro a que ha sido sometido, sobre todo tras su instalación a la intemperie en 1984.
Mariano Benlliure realizó una donación de yesos originales a la Academia en 1901, con el fin de que se incorporaran a su colección artística.

 
Galería de retratos

Galería de retratos. La primera promoción de pensionados en la Academia iniciaron el núcleo más importante de la colección artística de la Academia, la Galería de Retratos, como manera de recordar a todos los artistas que habían tenido la honra de pertenecer a la institución. La primera noticia escrita que se tiene sobre este conjunto se incluye en una instancia remitida a Madrid el 24 de junio de 1896 por tres pintores pensionados, César Álvarez Dumont, Joaquín Bárbara Balzá y Ángel Andrade. Habían comenzado la empresa de llenar las lagunas existentes en la galería, invitando a sus predecesores que no habían seguido la costumbre de retratarse a que lo hicieran. Pedían también que el Estado se hiciera cargo de la colección para evitar su pérdida o dispersión. El Ministerio de Estado contestó de manera favorable en julio de 1896, viendo con agrado su petición y declarando la colección de retratos propiedad del Ministerio. Un ejemplo de esta galería es el Autorretrato de Francisco Pradilla Ortiz, el más antiguo que se conoce y seguramente realizado en 1874.
Las sucesivas generaciones de pintores siguieron con esta tradición hasta la promoción de 1915-1919, la última promoción que continuo la serie con tres retratos más.

 
Calcografía Nacional

Grabados remitidos desde la Calcografía Nacional, dependiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

 
MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA

Depósitos del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. En tiempo del Director Juan Carlos Elorza, se solicitaron como depósito al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, varias obras de artistas que habían sido pensionados en la Academia.
Por O.M. de 21 de abril de 2003 el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte autorizó el depósito temporal de diecisiete piezas en la Academia por un periodo de cinco años, que se ha ido renovando periódicamente.
Entre ellas estaba la pintura “El Molino”, de Joaquín Valverde Lasarte, pintura realizada en Capri durante su estancia en 1927-28, y que constituyó el envío definitivo de su pensión. Participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1930, dónde obtuvo la Segunda Medalla, pasando a pertenecer al Museo de Arte Moderno, al Museo Español de Arte Contemporáneo (MEAC) y al actual MNCARS.

 
Donaciones de Pensionados

Piezas donadas por los pensionados en relación a los Reglamentos del momento, ya que no siempre fue obligatorio donar a la Academia. Estas conforman la parte más numerosa de la colección. Actualmente, según el Reglamento de 2001, los artistas residentes deben donar dos piezas si su estancia es superior a seis meses y una si es inferior. Las donaciones se realizan al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, pasando una parte a la colección de la Academia. También los bocetos, esculturas preparatorias y obras que han sido abandonadas en la Academia.

 
Donaciones de Directores

Donaciones que han realizado y promovido algunos directores de la Academia, sobre todo los que han sido artistas. Es destacable la donación de ocho piezas de Enrique Pérez Comendador en 1972.

 
Donaciones de Artistas

Piezas donadas por artistas que realizan exposiciones en la Academia.