“Lapis Specularis. La luz bajo tierra” – Miguel Ángel Blanco

lapis-specularis

El lapis specularis, yeso cristalizado de gran transparencia que puede exfoliarse en láminas finas de amplia superficie, supuso una revolución en la vida cotidiana de los romanos. Hasta su llegada, las ventanas de residencias y edificios públicos se cubrían con maderas o cortinas, que oscurecían las estancias y apenas las aislaban térmicamente. La piedra especular, encajada en marcos de madera o metal, Iluminaba los triclinia y los cubicula, y, en paneles móviles o correderos, servía para unir o separar estancias y para cerrar en invierno los peristila. Mantenía la temperatura en las termas, protegía las ventanillas de las literas y se usaba en pequeños invernaderos o en colmenas. Pero participó también en la vida simbólica, como elemento suntuario o mágico, en ritos benignos y malignos. Las minas de lapis specularis de Hispania, concentradas en torno a Segóbriga y en la provincia de Almería (Arboleas), proporcionaron el mineral más puro, que se exportaba a las grandes ciudades romanas. Fue una materia prima extremadamente valorada −las minas se explotaron desde el principado de Augusto y, con mayor intensidad, en el Alto Imperio (siglos I y II d.C)− pero, con su abandono, cayó en el olvido durante muchos siglos. En años recientes, los arqueólogos han investigado sobre la obtención y los usos del lapis, y han acondicionado algunas de las minas para su visita. Miguel Ángel Blanco ha utilizado, por primera vez, ese yeso selenítico fascinante como material creativo, con un doble objetivo: explorar sus cualidades plásticas, poéticas y maravillosas, y actualizar la Historia Antigua.

El artista fusiona desde hace décadas Arte y Naturaleza en un singular proyecto: la Biblioteca del Bosque. Integrada en la actualidad por 1.191 libros-caja, contiene todos los reinos naturales e innumerables experiencias, reelaborados en páginas con dibujos, fotografías o marcas y en cajas en las que materiales procedentes de muy diversos paisajes encuentran un nuevo orden. Al traer a Italia, de mano del Instituto Cervantes, 24 libros-caja y una serie de discos y de arcas (composiciones en cajas de hierro) realizados con lapis specularis, rememora su traslación desde Hispania al corazón del Imperio y recrea no tanto sus funciones prácticas como sus usos rituales, con un enfoque más visionario que arqueológico. Del lapis le ha interesado su “clarividencia”, los aspectos relacionados con la visión a través del cristal, su halo místico. En estos libros-caja ha puesto en juego la transparencia, la capacidad reflectante, la geometría de las formaciones minerales, no solo de lapis sino de otras formas de yeso cristalizado como la selenita y el espato de Islandia, cada una con sus características y sus leyendas. Son todas vehículos para viajar a la Luna y al Centro de la Tierra, o para atravesar mares brumosos; ofrendas que se hunden en las aguas; herramientas de comunicación con los muertos y con los dioses del inframundo. Cristales que imaginan orografías y con los que se erigen templos diáfanos. En torno al lapis specularis, lo orgánico y lo inorgánico interactúan mágicamente. En Roma, se suma al proyecto la Real Academia de España, que cede sus salas y que ha brindado al artista la oportunidad de dialogar con su colección de arqueología romana y de intervenir en el templete de Bramante: un resplandor selenítico invade desde la cripta el espacio, enfatizando su carácter sacro y ctónico, y se condensa simbólicamente en un disco sobre el altar. En el enclave del sacrificio de Pedro, la piedra luminosa abre ventanas a la trascendencia.

————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————

Il lapis specularis, gesso cristalino di grande trasparenza che può sfaldarsi in sottili fogli di ampia superficie, è stato una grande rivoluzione nella vita quotidiana dei Romani. Fino al suo arrivo, le finestre delle residenze e degli edifici pubblici si coprivano con legni o tende che oscuravano le stanze e appena le isolavano termicamente. La pietra speculare, incastrata in cornici di legno o metallo, illuminava i triclinia e i cubicula e, su panelli mobili o scorrevoli, era utilizzato per unire o separare stanze e per chiudere i peristilia in inverno, così come conservare efficacemente la temperatura nelle terme. Proteggeva inoltre le finestrelle delle lettighe e veniva usato in piccole serre o negli alveari. Partecipava anche alla vita simbolica, come elemento suntuario o magico, in rituali tanto benigni come maligni. Le miniere di lapis specularis in Hispania, ubicate intorno a Segobrica e ad Almeria (Arboledas), hanno fornito il minerale più puro che si esportava alle grandi urbi romane. È stata una materia prima molto apprezzata – le miniere cominciarono ad essere sfruttate dal principato di Augusto e, con maggiore intensità, nell’Alto Impero (I e II secolo d. C.), ma da quando queste furonno abbandonate, il suo utilizzo fu dimenticato nei secoli successivi. Recentemente gli archeologi hanno investigato sui modi di estrazione e gli usi del lapis e hanno allestito alcune miniere per essere visitate. L’artista spagnolo Miguel Ángel Blanco (Madrid, 1958), per la prima volta, si è servito di questo gesso selenitico come materiale creativo con un duplice obiettivo: esplorare le sue qualità plastiche, poetiche e splendide e rinnovare la Storia Antica.

L’artista fonde da tempo Arte e Natura in un particolare progetto: la Biblioteca del Bosco. Nell’attualità questa biblioteca è composta da 1191 libri-scatola che contengono tutti i regni naturali e innumerevoli esperienze rielaborate in pagine con disegni, fotografie o segni racchiusi in scatole dove i materiali provenienti da svariati paesaggi, incontrano un nuovo ordine. Presentare in Italia, con il supporto dell’Instituto Cervantes, 24 libri-scatole insieme ad una serie di dischi e di scrigni (composizioni in scatole di ferro) realizzati in lapis specularis, significa rievocare la traslazione dalla Hispania al cuore dell’Impero, ricreando non tanto le sue finalità pratiche quanto le sue funzioni rituali attraverso un approccio più visionario che archeologico. Dal lapis è stato attrato per la sua “chiaroveggenza”, gli aspetti relazionati con la visione attraverso il cristallo, la sua aura mistica. In questi libri-scatola ha messo in gioco la trasparenza, le capacità riflettenti, la geometría delle composizioni minerali, non solo del lapis ma di tutti i tipi di gesso cristallizzato come la selenita e lo spato isalndese, ognuna con le loro caratteristiche e leggende. Sono tutte veicoli per viaggiare alla Luna e al Centro della Terra oppure per attraversare i mari nebbiosi; doni che affondano nelle acque, strumenti di comunicazione con i defunti e gli dei dell’oltretomba. Cristalli che immaginano orografie e con i quali si edificano templi diafani. In torno al lapis specularis, organico e inorganico, interattuano magicamente. A Roma, partecipa nel progetto la Real Academia de España che offre le sue sale e che ha permesso all’artista l’opportunità di stabilire un dialogo con la sua collezione di archeologia romana e di intervenire nel Tempietto del Bramante: un bagliore selenitico invade lo spazio dalla cripta, sottolineando il suo carattere sacro e ctonico, che si condensa simbolicamente in un disco sull’altare. Nel luogo del sacrificio di Pietro, la pietra luminosa apre finestre alla trascendenza.

“LAPIS SPECULARIS. LA LUZ SOBRE LA TIERRA” – Miguel Ángel Blanco

 

lapis-specularis
El lapis specularis, yeso cristalizado de gran transparencia que puede exfoliarse en láminas finas de amplia superficie, supuso una revolución en la vida cotidiana de los romanos. Hasta su llegada, las ventanas de residencias y edificios públicos se cubrían con maderas o cortinas, que oscurecían las estancias y apenas las aislaban térmicamente. La piedra especular, encajada en marcos de madera o metal, Iluminaba los triclinia y los cubicula, y, en paneles móviles o correderos, servía para unir o separar estancias y para cerrar en invierno los peristila. Mantenía la temperatura en las termas, protegía las ventanillas de las literas y se usaba en pequeños invernaderos o en colmenas. Pero participó también en la vida simbólica, como elemento suntuario o mágico, en ritos benignos y malignos. Las minas de lapis specularis de Hispania, concentradas en torno a Segóbriga y en la provincia de Almería (Arboleas), proporcionaron el mineral más puro, que se exportaba a las grandes ciudades romanas. Fue una materia prima extremadamente valorada −las minas se explotaron desde el principado de Augusto y, con mayor intensidad, en el Alto Imperio (siglos I y II d.C)− pero, con su abandono, cayó en el olvido durante muchos siglos. En años recientes, los arqueólogos han investigado sobre la obtención y los usos del lapis, y han acondicionado algunas de las minas para su visita. Miguel Ángel Blanco ha utilizado, por primera vez, ese yeso selenítico fascinante como material creativo, con un doble objetivo: explorar sus cualidades plásticas, poéticas y maravillosas, y actualizar la Historia Antigua.


El artista fusiona desde hace décadas Arte y Naturaleza en un singular proyecto: la Biblioteca del Bosque. Integrada en la actualidad por 1.191 libros-caja, contiene todos los reinos naturales e innumerables experiencias, reelaborados en páginas con dibujos, fotografías o marcas y en cajas en las que materiales procedentes de muy diversos paisajes encuentran un nuevo orden. Al traer a Italia, de mano del Instituto Cervantes, 24 libros-caja y una serie de discos y de arcas (composiciones en cajas de hierro) realizados con lapis specularis, rememora su traslación desde Hispania al corazón del Imperio y recrea no tanto sus funciones prácticas como sus usos rituales, con un enfoque más visionario que arqueológico. Del lapis le ha interesado su “clarividencia”, los aspectos relacionados con la visión a través del cristal, su halo místico. En estos libros-caja ha puesto en juego la transparencia, la capacidad reflectante, la geometría de las formaciones minerales, no solo de lapis sino de otras formas de yeso cristalizado como la selenita y el espato de Islandia, cada una con sus características y sus leyendas. Son todas vehículos para viajar a la Luna y al Centro de la Tierra, o para atravesar mares brumosos; ofrendas que se hunden en las aguas; herramientas de comunicación con los muertos y con los dioses del inframundo. Cristales que imaginan orografías y con los que se erigen templos diáfanos. En torno al lapis specularis, lo orgánico y lo inorgánico interactúan mágicamente. En Roma, se suma al proyecto la Real Academia de España, que cede sus salas y que ha brindado al artista la oportunidad de dialogar con su colección de arqueología romana y de intervenir en el templete de Bramante: un resplandor selenítico invade desde la cripta el espacio, enfatizando su carácter sacro y ctónico, y se condensa simbólicamente en un disco sobre el altar. En el enclave del sacrificio de Pedro, la piedra luminosa abre ventanas a la trascendencia.

Incontri Mediterranei: Arte e artista tra Bisanzio e l’Occidente

62193399_2264656080256679_723457618621759488_n

 

Il convegno è dedicato agli scambi artistici nel Mediterraneo tra il Sacco di Costantinopla (1204) e la conquista ottomana di Salonicco (1430). L’attenzione si concentrerà su tematiche generali e casi-studio che meglio testimoniano l’incontro, il rapporto di dare e avere tra cultura latina, greco-bizantina e islamica dal XIII al XV secolo. La mobilità di artisti e committenti, il significato dei doni, il prestigio di certe tipologie di opere, la funzione del pellegrinaggio e il fascino di Costantinopoli nel mondo mediterraneo sono alcuni tra i temi che saranno indagati. Le aree coinvolte abbracciano un vasto arco territoriale: dal Regno d’Aragona alla Terra Santa, passando per la Sicilia, dalle Repubbliche marinare di Genova e Venezia ai domini latini in Grecia, da Cipro all’Impero dei Paleologi, al Despotato d’Epiro, alla Cilicia, all’Egitto ayyubide e mamelucco e all’Anatolia islamica.

programma completo

Listado de becarios 2019 – 2020

SOTOLONGO MENÉNDEZ, CLAUDIO LEONARDO
Fotografía

AIS LARIZGOITIA, JOSÉ RAMÓN
Fotografía

BERROCAL RAMÍREZ, CARLA
Cómic

BUSTELO GARCÍA, ANA
Cómic

CERA BERNAD, JOANA
Escultura

CONEJERO LÓPEZ, ALBERTO A
rtes escénicas

CUBERO DE BENITO, JORGE
Diseño gráfico

GUZMÁN ROMERO, FEDERICO
Pintura

INGLADA HEREDERO, SUSANNA
Grabado

LASUNCIÓN ASCANIO, MONTSERRAT
Conservación

LEO DE BLAS, JANA
Fotografía

MARZO PÉREZ, JORGE LUIS
Estudios académicos

ORTEGA DÍAZ, IRENE
Diseño de moda

ORTIZ RIVAS, ANTONIO
Diseño de moda

PIVIDAL GARCÍA, JAVIER
Grabado

RADIGALES OBON, ENRIQUE
Arte y NNTT

SERRA DEL CORRAL, ADOLFO
Cómic

SOTO VÁZQUEZ, MARÍA BEGOÑA
Cine

SOUTULLO GARCÍA, EDUARDO
Música y musicología

VERDUGO SANTOS, FRANCISCO JAVIER
Conservación

VILAS VIDAL, MANUEL
Literatura

ZAMORA TARDÍO, ANA
Artes escénicas

SALVINI, FRANCESCO
Museología

Más información en el siguiente link

CUADRAS/ESTABLO

 

pedro G.

Curado por Pedro G. Romero

Sacco. El saco de Roma, las crisis de la representación y los flamencos.

CUADRAS/ESTABLO

 

Cuadrante del Tempietto del Bramante, Chiesa di San Pietro in Montorio, Roma

Jueves 13 de junio, entre las 15 y las 22 horas.

Entrada y salida libres.

 

Un evento para los caballos Buck Red Skin, Bambi Sailor, Onkaia,

San Special Solanos y Cool Boy, la mula Guapa y el asno Agostino.

 

Con las guitarras de Pepe Habichuela,

Alfredo Lagos, Raül Fernandez Refree, María Marín,

Riccardo Ascani, Bruno Alviani y Ciro Barsueto.

 

Dirigido por  Isaki Lacuesta & Pedro G. Romero

 

Con la participación de Stefan Voglsinger, Ludovica Manzetti, Matteo Binci, María García, Maria Doriana Casadidio, Tony Di Mauro, Cizia Mariani, Simone Minigghini, Guillermo Cascante, Julio Criado, Laura Tremoleda, Santí Baró

 

Fotografía. Ludovica Manzetti, 2019.

 

El punto de partida se encuentra en los relatos del Abad de Nájera, Juan Bartolomé de Gattinara, Giraldi Cinthio, Francisco de Salazar, Balthasar de Castiglione, Francisco Delicado, Benvenuto Cellini o Francisco de Holanda, entre tantos otros cronistas, descripciones de lo que significaba la profanación de las iglesias convertidas en establos para caballos, mulas y asnos durante el Sacco de Roma de 1527. La propia Basílica del Vaticano fue ocupado por la caballería de los lansquenetes protestantes que hicieron ostentación de lo que esta acción tenía de irreverente. Sin embargo, en el círculo de Alonso y Juan de Valdés, en diálogo con el iluminismo alumbrado y el erasmismo, se abrió otra interpretación de este mismo gesto, pues, en definitiva, convertir los templos en establo no era sino volver a la pobreza y humildad de la Iglesia originaria, volver al establo mismo en que había nacido el Mesías, el Cristo. Entonces, tenemos a la vez, desplegados en un mismo gesto la profanación y la sacralización de un mismo espacio.

 

Para nuestro propósito ha sido interesante entender el sistema de visión de los equinos. Sus dos ojos dan tomas de campo separadas a los dos hemisferios de su cerebro, dejando puntos ciegos en el eje que va de la cola al hocico, vacíos que se completan por el oído. Lo que escuchan ayuda a completar dos campos de visión que se dan siempre a la vez y distintos. El animote, dice Derrida, debe sumar, a la vez, la zoología y el significado cultural del animal.

 

La numerosa literatura existente sobre qué escuchan los equinos, qué música prefieren, cuáles son sus ritmos, quedó desplazada por las experiencias contadas por el gran guitarrista gitano y flamenco, Pepe Habichuela, y a partir de ahí la decisión de incorporar el sonido de las muchas guitarras flamencas, esa música precisamente.

 

Durante el evento Pedro G. Romero e Isaki Lacuesta realizaran grabaciones de audio y vídeo buscando encontrar, precisamente, esa doble visión, doble perspectiva, multiplicación de los puntos de vista. Simone Weil pensó que esa era una propiedad de la mirada mística y Slavoj Žižeck lo ha llamado “visión de paralaje” y convertido en una herramienta de la dialéctica materialista. Nada extraordinario, es una experiencia habitual del mirar. Sólo que no opera y, en las representaciones, nos dejamos gobernar por el punto de vista fijo. Lo que queremos ensayar es esa posibilidad alternativa del ver, subrayarla.

 

Círculo encuadrado, el espacio del Tempietto del Bramante, no es sólo suelo sagrado, también se alza como un monumento a las técnicas de la perspectiva, aparato de visión que es hegemónico desde los principios de la edad moderna, desde el llamado Renacimiento. Minar su carácter emblemático, su martirio, tiene algo de gesto político. Lo que el público podrá ver y escuchar es todo eso: los animales y los animotes, un concierto de guitarras flamencas dirigido a caballos, mulas y asnos, la grabación escindida en video y audio del mismo, el espacio arquitectónico dividido, el parpadeo de las luciérnagas en los alrededores y una proliferación de puntos de vista.

 


COLOQUIO: Política de la memoria desde los años ochenta a la actualidad en Argentina. Experiencias entre arte y militancia

 

ddd


COLOQUIO

Política de la memoria desde los años ochenta a la actualidad en Argentina. Experiencias entre arte y militancia
GAC-GRUPO DE ARTE CALLEJERO Miércoles 15 de Mayo – 19:00h

 

El GAC-GRUPO DE ARTE CALLEJERO se formó en 1997 en la ciudad de Buenos Aires, siendo uno de los colectivos más importantes que se puedan tomar en consideración a la hora de elaborar el mapa de relaciones entre arte, política, activismo y comunicación que se configura en el actual ciclo histórico de protesta. Surgió de la necesidad de crear un espacio donde lo artístico y lo político formasen parte de un mismo mecanismo de producción, y es por eso que su trabajo ha desdibujado desde el comienzo los límites establecidos entre los conceptos de militancia y arte.
Se podría decir que el GAC ha operado siempre contra un doble “sentido común”. Por un lado, contra el sentido común de la institución artística. Así, el GAC ha intervenido fundamentalmente en el espacio público urbano y en el campo de los movimientos sociales haciendo uso de herramientas experimentales heredadas de la tradición de las vanguardias históricas. Por otro lado, habiendo formado parte de la agrupación HIJOS (Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia, contra el Olvido y el Silencio) y cooperado con otros movimientos sociales argentinos, el GAC ha contribuido a remodelar las formas de expresividad y a innovar en la dimensión comunicativa de los movimientos surgidos desde el interior y contra las políticas neoliberales que dominaron las décadas de 1980-1990. Su trabajo de producción de señales urbanas, de representación cartográfica y de “contradiseño”, concebido siempre como una “práctica colaborativa” con agentes sociales, constituyó un elemento esencial en la renovación generacional que experimentó en la Argentina —durante la segunda mitad de la década de 1990— el movimiento por los Derechos Humanos que ha sostenido históricamente el reclamo de memoria y justicia frente a los crímenes perpetrados por la última dictatura militar de ese país.
GAC-GRUPO DE ARTE CALLEJERO es uno de los seis artistas y colectivos participantes en la exposición “Artivism: The Atrocity Prevention Pavilion (Artivism: Il Padiglione per la Prevenzione delle Atrocità)” que acogerá el Palazzo Dandolo de Venezia hasta el próximo 24 de noviembre, organizada por el Auschwitz Institute for Peace and Reconciliation

 

Jorge Carruana Bances: FUMETTI, SESSO, GUERRA…

Esta exposición es el primer acercamiento a un conjunto importante de la obra de Jorge Carruana Bances, artista cubano que vivió el exilio en Roma desde 1970. Esto ha supuesto un silencio sobre su obra en la historiografía del arte cubano. Carruana es uno de los autores esenciales para el desarrollo y la investigación del lenguaje pop, la pintura postmoderna y las estrategias de apropiación en los discursos estéticos del arte cubano a finales del siglo XX.
“Jorge Carruana Bances: FUMETTI, SESSO, GUERRA…” está comisariada por la residente Suset Sánchez, gracias a la concesión de una beca MAEC-AECID de Arte, Educación y Cultura 2016–2017. Forma parte de la investigación El proyecto cinematográfico y pictórico de Jorge Carruana Bances: Episodios de la diáspora intelectual cubana entre España e Italia (1968–1997).
Jorge Carruana Bances (La Habana, 1940 – Roma, 1997)

Artista multidisciplinar, pintor, ilustrador, diseñador gráfico, caricaturista y director de cine que se vinculó tempranamente al Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), convirtiéndose en uno de los pioneros del cine de animación en Cuba y colaborando en la imagen de algunos de los filmes más relevantes de cineastas como Tomás Gutiérrez Alea o Eduardo Manet. Entre los episodios reseñables de su biografía intelectual se halla la participación en el mítico Salón de Mayo de 1967, interviniendo en el mural “Cuba colectiva”. En 1968 el artista emigró hacia España, donde mantuvo relaciones con figuras como Gabriel García Márquez y Julio Cortázar. En 1970 se estableció definitivamente en Roma y colaboró con Radio Televisión Italiana (RAI) y los estudios cinematográficos Lodolofilm. En 1977 realizó su primera exposición individual en Italia, 12 Slides da Cuba (Galería Rondanini, Roma), presentada por el crítico de arte Maurizio Fagiolo y reseñada por Vito Apuleo. También son destacables las exposiciones colectivas homenaje a Joan Miró (Montecatini, 1979 y 1980) en las que participó y la muestra Cuba 5 Art Cubain contemporain (Galería Editart, Ginebra, 1981) junto a otros cuatro creadores entre los que se encontraba Wifredo Lam. Su trabajo como ilustrador lo vinculó en varias ocasiones a la obra de Guillermo Cabrera Infante, ilustrando varias portadas de los libros del escritor.